·IV·
Necrópolis

En Necrópolis la muerte se afronta desde lo colectivo. Si el juego es una experimentación y ensayo de todo lo que podemos ser en nuestras relaciones con el mundo, aquí encuentra su máxima expresión a través de nuestras relaciones con las demás. Ser en comunidad exige conectarse, continuarse, entenderse, y abandonar ese apriorismo que nos coloca siempre, y por defecto, como la pieza clave de un mundo de ficción. No vivimos solas, no hay vacío que no sea, en mayor o menor medida, compartido así que nuestras acciones encuentran eco en la manera en que vierten sus consecuencias sobre toda la gente que nos acompaña al otro lado de la pantalla. Vernos obligadas a negociar la vida y la muerte nos hace plantearnos de manera inevitable las bases de todos nuestros pactos sociales, políticos y culturales. Ver cómo el tejido que nos reúne en la interdependencia recibe el impacto de la pérdida. Navegar de la mano los efectos de cualquier desastre, por grande que sea.

Necrópolis es un conjunto de regiones enteras pobladas por fantasmas, pueblos entregados a sacrificios humanos como único medio de subsistencia o ciudades sucumben bajo terribles plagas. Este conjunto de obras se expresa a través de la coexistencia, de los márgenes que dan sus autoras para que sus mundos de juego puedan tener capacidad de decisión sobre lo que quieren ser sin que nuestra opinión pese más de la cuenta. Por eso, jugar en Necrópolis es muchas veces hacerse a un lado y dejar que sean las voces, las necesidades y las tristezas compartidas con las demás habitantes de las obras las que dirijan nuestras historias, sin poder cambiarlas por muy anunciadas que vengan. Juegos en los que no solo cuenta cómo podemos afectar, sino sentir cómo podemos ser afectadas por las vidas ajenas.

Dear Substance of Kin, 2019
Dear Substance of Kin, 2019
Kentucky Route Zero, 2020
Kentucky Route Zero, 2020
Outer Wilds, 2019
Outer Wilds, 2019
Pathologic 2, 2019
Pathologic 2, 2019
Menú