Ana Tijoux

Ana Tijoux traerá su protesta a ritmo de hip-hop a Cuéntalo

Ana Tijoux abrirá el 12 de noviembre los conciertos del Festival de Narrativas Cuéntalo (22:00, Auditorio del Ayuntamiento de Logroño). Las entradas se pueden conseguir aquí.

Ana Tijoux es la chilena que protesta a ritmo de hip-hop, una mujer combativa, crítica, culta y muy formada, un torrente que llega desde Latinoamérica con sus letras en las que denuncia las carencias sociales. Un buen ejemplo, su canción Antipatriarca. Ha actuado en Latinoamérica, Europa y Estados Unidos. Desde su tierra al mundo entero. Compositora, letrista, arreglista y ganadora de un Latin Grammy, los medios internacionales no han pasado por alto su trayectoria artística hasta la fecha. The Rolling Stones la nombró “Mejor Rapera en Español”, en palabras de The New York Times “Tijoux es la respuesta latinoamericana a Lauryn Hill”; y para Newsweek “es la rapera latinoamericana más importante de la escena internacional”. Con casi un millón de reproducciones mensuales en Spotify y más de 55 millones de reproducciones de sus cinco canciones más populares, los números también la avalan.

Más allá de su calidad como artista, su sinceridad, honestidad y principios han hecho que grandes nombres de la música como Thom Yorke (Radiohead) e Iggy Pop se hayan sumado a su lista de seguidores. Este último, además, reconociéndolo en el programa que presenta en BBC Radio 6.

Ana Tijoux (Lille, 1977) es hija de exiliados de la dictadura de Augusto Pinochet. Un pasado que la ha marcado como mujer y como artista, y que es omnipresente en su música: un hip-hop fusionado con sensibilidad política y social. Es frecuente su participación en campañas contra la desigualdad y la opresión en el mundo.

Feminista y activista, tanto en sus letras como en sus declaraciones públicas denuncia la violencia machista y la desigualdad entre géneros. “En cada lugar que visitamos, en cada noticia que vemos, la violencia hacia la mujer es reiterada, multiplicada y totalmente normalizada. Te preguntan con quién abandonas a tus hijos cuando te vas de gira, y muchas veces son mujeres periodistas. Y yo pienso: ¿Cuándo le van a preguntar esto a los hombres papás que dejan a sus hijos cuando se van de gira?”.

En esta misma línea, Ana Tijoux ha alzado la voz en contra de las injusticias a las que se enfrentan las mujeres en el mundo de las artes: “Tenemos que ser jóvenes, atractivas e inteligentes, pero no hablar mucho y cantar muy bonito y vernos muy ricas arriba del escenario. Así que, una como música se cuestiona, ¿cuál es mi capacidad de movimiento acá?”.

Artista y creadora multifacética, está a punto de publicar su primer libro de poesía y su quinto álbum de estudio. Además, participa en documentales y películas, como La isla de los pingüinos o la serie chilena de temática feminista La Jauría.

Su reconocimiento en América Latina comenzó a finales de los 90, como cantante del grupo de hip-hop Makiza, con quien publicó tres trabajos de estudio hasta bien entrada la siguiente década. En 2007 lanzó Kaos, su primer álbum en solitario. En ese disco fusionó funk y soul con otros ritmos ligados a la música negra, intercalando canciones alegres y tristes, dinámicas y lentas, con la intención de mostrar todo un abanico de emociones.

Su consolidación llegó dos años más tarde, con su segundo álbum en solitario, 1977. Con más sofisticación en sus ritmos y letras y una voz con reminiscencias jazz se ganó al público, a la prensa especializada y a la industria. El disco habla sobre su infancia en Francia y rinde homenaje al hip-hop chileno que le inspiró a principios de los 90. El corte titular, 1977, formó parte de las bandas sonoras de Breaking Bad (AMC), Broad City (Comedy Central) y el videojuego FIFA 11 (EA Sports). A partir de este trabajo, Ana Tijoux ha sido una constante en las nominaciones a los Grammy, honor que también recibió por La bala y Vengo, tercer y cuarto trabajo respectivamente.

Cuenta con un Latin Grammy (2014), por la canción Universos paralelos en la que colaboró con Jorge Drexler, y varias nominaciones a los Grammy: es la mujer chilena con más candidaturas a estos premios en la historia (ocho en total). Además, ha sido nominada a los MTV Awards, MTV Video Music Awards, Indie Music Awards y Premios 40 Principales, y ha ganado los Premios Altazor 2012.